Frente Auténtico del Trabajo, Mty.

Página del CETLAC-FAT en Monterrey, NL.

PRONUNCIAMIENTO de la CSA-CSI ante el caso de Ayotzinapa

Posted by CETLAC-FAT-Monterrey en diciembre 11, 2014

Home

D14 52 México 02

          São Paulo, 10 de diciembre de 2014

Enrique Peña Nieto

Presidente de la República de México

Presente:

La Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas (CSA), expresión continental de la Confederación Sindical Internacional (CSI), que en la región representa a más de 50 millones de trabajadoras/es, manifiesta nuevamente, cómo fue referido en carta CSI del 8 de octubre de 2014, su más profunda solidaridad con las víctimas, familiares y seres queridos de los estudiantes desaparecidos, ejecutados y heridos de Ayotzinapa, y condena la deficiente reacción de las autoridades estatales que, luego de más de 60 días de ocurrido el hecho, no han identificado los responsables de estos crímenes, así como la actitud represiva del gobierno frente a las movilizaciones de todos los ciudadanos y ciudadanas.

Como es de su conocimiento y del conocimiento internacional, el 26 de septiembre cerca de 100 profesores y estudiantes de la Escuela Rural Raúl Isidro Burgos –que poseen una tradición contestataria y de lucha social en Ayotzinapa- fueron reprimidos por fuerzas policiales cuando se encontraban en dirección al centro de la ciudad de Iguala, distrito de Guerrero. La policía disparó más de 400 tiros al autobús donde ellos viajaban. Seis murieron en el acto. “Uno tuvo su piel y sus ojos arrancados estando todavía vivo”. Varios lograron escapar, pero 43 estudiantes de 18 a 21 años fueron mantenidos bajo el poder de la policía que los “entregaron al grupo narcotraficante Guerreros Unidos”, según la Procuradoría General de México.

Ante ello hubo una conmoción social y la población empezó a exigir la aparición de los estudiantes. Tras las investigaciones han sido encontrados al menos 38 cuerpos en fosas clandestinas y el Procurador General Jesús Murillo anunció el 7 de noviembre que “todos los jóvenes están muertos, que los cuerpos fueron quemados y los restos lanzados en un río”. No obstante ello, peritos argentinos de antropología forense, especializados en investigaciones sobre violaciones a los derechos humanos, llamados para averiguar la compatibilidad de las cenizas con el ADN de los estudiantes, hasta el 6 de diciembre sólo reconocieron que uno de los fragmentos de huesos encontrados es de Alexander Mora Valencia, uno de los 43 estudiantes desaparecidos. Sobre los otros 42, no hay ninguna noticia hasta la fecha.

La incertidumbre sobre la identidad de los cuerpos encontrados hizo que muchos familiares de personas desaparecidas de todo México hicieran denuncias, lo que evidencia que Ayotzinapa no es un caso aislado, sino una situación generalizada y sistemática de violación de derechos humanos e impunidad en México.

Para Amnistía Internacional esta situación revela que México vive una “crisis humanitaria”, mientras la organización Human Rights Watch calificó el crimen como “uno de los más graves registrados en la historia contemporánea del México y de Latinoamérica”. Asimismo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) firmó un acuerdo de cooperación técnica para la búsqueda de los estudiantes desaparecidos y el Alto Comisionado de Naciones Unidas en México reiteró su respaldo a las demandas de justicia de los familiares y compañeros de los normalistas.

En vista de esta situación, la población mexicana se ha movilizado masivamente y han llamado a la solidaridad internacional en “Días de Acción Global” de protesta en un movimiento coordinado en varias ciudades del mundo para exigir la aparición de los estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa.

En el acto multitudinario del 20 de noviembre cerca de 100 mil personas se reunieron en la plaza principal de la Ciudad de México. La Policía Militar detuvo arbitrariamente a 11 manifestantes acusándoles de “tentativa de homicidio y asociación criminal” con pruebas muy débiles. Ocho de ellos fueron llevados a la cárcel de máxima seguridad ante lo cual Amnistía Internacional afirma que los detenidos “corren el riesgo de ser sometidos a un proceso judicial injusto”.

Así, la reacción del gobierno ante las protestas ha sido la represión y el intento por frenar las movilizaciones de todos los ciudadanos y ciudadanas a través de los cambios constitucionales a los artículos 11 y 73 de la Constitución Política que derivará en una “ley antimarchas”.

Señor Presidente:

La CSA-CSI insta al gobierno mexicano a:

  • Investigar exhaustivamente el caso determinando el paradero de los 42 estudiantes desaparecidos y sancione a los responsables materiales e intelectuales.
  • Asistir a los familiares de las víctimas de manera integral.
  • Poner en libertad a los 11 manifestantes injustamente encarcelados el día 20 de noviembre de 2014.
  • Revocar los cambios en los artículos 11 y 73 de la Constitución Política.
  • Detener la represión y la criminalización de la protesta social.
  • Utilizar la capacidad transformativa de los movimientos sociales, sindicales y juveniles que están en la calle para cambiar esta situación de manera urgente.

El Estado mexicano debe adoptar todas las medidas de rigor necesarias para garantizar que hechos como los registrados no vuelvan a suceder y “resolver las causas estructurales subyacentes a las desapariciones forzadas en México, para ponerles fin.”, conforme lo expresado por la Presidenta de la CIDH, la Comisionada Tracy Robinson.

Atentamente,

 Víctor Báez Mosqueira

Secretario General

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: