Frente Auténtico del Trabajo, Mty.

Página del CETLAC-FAT en Monterrey, NL.

Tengan su PRI

Posted by CETLAC-FAT-Monterrey en mayo 3, 2012

La práctica de los gobiernos priístas ha sido precisamente actuar más allá de los límites que permiten nuestras leyes para resolver problemas sociales. La represión ha sido una de las constantes de los gobernantes del PRI desde hace más de 50 años.

Morelia, Michoacán 28 de abril de 2012

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
A LOS ORGANISMOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS
A LAS ORGANIZACIONES POPULARES E INDEPENDIENTES
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN ALTERNATIVOS
AL PUEBLO EN GENERAL

Las organizaciones estudiantiles y populares denunciamos que el día de hoy 28 de abril de 2012 en punto de las 3:30 de la madrugada entro el Grupo de Operaciones Especiales GOE, la Policía Estatal y la Policía Federal allanando con lujo de violencia en acción simultánea las casas del estudiante 2 de Octubre y casa de Estudiante Nicolaita en el centro histórico de Morelia, desalojando a todos los moradores, saquearon las casas, robando las pertenencias, computadoras, celulares, hurgando entre la ropa.

Acto seguido arrojaron gases lacrimógenos e hicieron disparos de armas de fuego, en tanto que arremetían, con sus toletes a los estudiantes inermes, posteriormente a las 10:53 de la mañana llegaron con lujo de violencia en 50 patrullas a la Casa Lucio Cabañas en la avenida Madero con la misma saña arremetieron contra todo el conjunto de integrantes de diversas organizaciones que estábamos ahí derribaron a patadas la puerta golpeando a todos los que se encontraban y llevándoselos detenidos, la policía estatal arremetió en contra de estudiantes y transeúntes, arrojando gases lacrimógenos y abriendo fuego con armas de alto poder, finalmente incendiaron la Casa de Estudiantes Lucio Cabañas.

Hasta ahora el saldo que arroja la represión de policías Federal y Estatal con mas de 200 presos y más de 300 desaparecidos, es de dominio público el asesinato de un estudiante de la casa Nicolaita, seis heridos de gravedad por la golpiza propinada por los granaderos, entre los detenidos hay miembros de organizaciones solidarias que estaban apoyando el movimiento Estudiantil-popular de los cuales se desconoce hasta el momento su paradero, por la negativa de las autoridades de informar a familiares, estudiantes y ciudadanos que solicitan información.

Esta es la forma de gobernar del gobierno “conciliador” de Fausto Vallejo, ni más ni menos que el dialogo de las balas y el tolete ante las demandas del movimiento popular estudiantil, la represión, la vejación, el desalojo, la desaparición forzada, el asesinato.

Exigimos la presentación con vida de todos los estudiantes de la CUL, entre ellos el Estudiante Carlos Cesar Cruz Huacuz miembro del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo detenido desaparecido en estos hechos represivos.

Responsabilizamos al Gobierno estatal que encabeza el Lic. de Fausto Vallejo Figueroa y al Gobierno Federal encabezado por el ilegitimo Felipe Calderón Hinojosa de la integridad física y psicológica de los integrantes de las casas de Estudiantes de la Coordinadora de Universitarios en Lucha CUL, así como de diversos integrantes de las organizaciones populares solidarias.

En virtud de esta denuncia solicitamos a todas las organizaciones de derechos humanos, populares y políticas para que realicen acciones urgentes ante los gobiernos Federal y Estatal,para que cese la represión, se libere a los estudiantes encarcelados, se presente con vida a todos los detenidos desaparecidos, se garantice la integridad fisisca y psicológica de todos y se atienda y proteja a los estudiantes heridos.

¡VIVOS LOS LLEVARON VIVOS LOS QUEREMOS!
¡ALTO A LA MILITARIZACIÓN Y PARAMILITARIZACIÓN!
¡ALTO AL TERRORISMO DE ESTADO!
¡LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS Y DE CONCIENCIA DEL PAÍS!
¡PRESENTACIÓN CON VIDA DE LOS DETENIDOS DESAPARECIDOS!

mmmmmmmmm%

TENGAN SU PRI

Octavio Rodríguez Araujo / La Jornada /3 de Mayo de 2012

Julio Hernández López (30/04/12) introdujo, en mi opinión, los matices necesarios sobre la represión del gobernador Fausto Vallejo a los estudiantes de la universidad michoacana. Los jóvenes, “así hubiesen cometido los peores delitos [debieron] ser sometidos sin exceso de fuerza ni prácticas humillantes a un correcto proceso legal y no, como sucedió, a castigos físicos y exhibición ejemplar en busca de conceder al debilitado poderoso en turno presuntos bonos ciudadanos por su valeroso proceder”. Y Julio añadió, también con razón, que “mal haría la sociedad mexicana, en sus vertientes regional y nacional, si permite que Fausto Vallejo explore impunemente los límites hasta los que un gobierno priísta puede llegar sin que suceda nada”.

La práctica de los gobiernos priístas ha sido precisamente actuar más allá de los límites que permiten nuestras leyes para resolver problemas sociales. La represión ha sido una de las constantes de los gobernantes del PRI desde hace más de 50 años. ¿Cómo olvidar la represión de Adolfo Ruiz Cortines contra los normalistas y los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) durante su gobierno? Los educandos del Poli fueron desalojados del internado, como se recordará, a punta de bayoneta militar, con lo que traían puesto y a las cuatro de la mañana del 23 de septiembre de 1956. Se cerró el internado, que había sido creado para apoyar a los hijos de obreros y campesinos que iban a estudiar en la capital de la República, y no se volvió a abrir jamás, porque era –se dijo– un foco de comunistas y revoltosos. Igual suerte corrieron, años después, las casas de estudiantes de diferentes estados de la República que patrocinaban sus gobiernos precisamente para albergar a sus becarios en el Distrito Federal. Nicandro Mendoza, líder de la Federación Nacional de Estudiantes Técnicos del IPN, fue detenido y encarcelado bajo el cargo del tristemente famoso “delito de disolución social”. El Ejército Mexicano se quedó con las instalaciones del Politécnico hasta la salida de Ruiz Cortines del gobierno. Dos años después la represión contra los normalistas también se hizo sentir. Othón Salazar y José Encarnación Pérez fueron enviados a Lecumberri, como presos políticos del régimen.

Con López Mateos la relación gobierno-Politécnico cambió, pero la represión fue también parte de su política, esta vez contra los ferrocarrileros (Demetrio Vallejo y Valentín Campa, entre otros), los líderes campesinos y magisteriales (Rubén Jaramillo y Genaro Vázquez, por ejemplo), el periodista Filomeno Mata hijo, el pintor Siqueiros y otros que largo sería citar. Las formas represivas de López Mateos fueron más duras y brutales que las de su antecesor. El asesinato de su antiguo amigo y correligionario Jaramillo y de su familia a manos de un grupo militar es una mancha que tanto el PRI como el Ejército no han podido borrar, ni podrán.

Díaz Ordaz no podía quedarse atrás. Veía comunistas y agentes subversivos hasta debajo de su cama. Su máxima “gloria” fue la represión al movimiento estudiantil popular de 1968, pero no fue la única, comenzando por la represión, también militar y paramilitar, contra los médicos en 1965. ¿Y qué decir del genocida Echeverría? El 10 de junio de 1971 y sus “halcones contra palomas” fue el estreno represor de su gobierno, además de las incursiones de medio Ejército Mexicano en Guerrero contra los movimientos guerrilleros que surgieron precisamente por la incapacidad de los gobernantes priístas para escuchar, negociar y satisfacer las demandas de los grupos populares y más desfavorecidos en el país.

López Portillo continuó la ola de represión iniciada por sus antecesores. Creó la Brigada Blanca para acabar con los grupos opositores al régimen y, al mismo tiempo, gracias al talento de Muñoz Ledo y Reyes Heroles, abrió las puertas electorales a los partidos de oposición verdadera que no tenían estatuto legal. Por un lado palos y por el otro cooptación, igual en este sentido que la estrategia de Luis Echeverría. Las desapariciones forzadas –no debe olvidarse– fueron también parte de la represión priísta.

Con Miguel de la Madrid hubo menor represión, pese a que intentó, sin lograrlo, imponer la llamada ley Mordaza contra las críticas al gobierno. Pero luego llegó Carlos Salinas de Gortari y según comprobó la Comisión de la Verdad (formada por personalidades sin militancia), fueron reprimidos, muertos o desaparecidos más de 400 militantes del PRD y otros luchadores sociales que no aceptaron ser cooptados por el Programa Solidaridad. Zedillo fue otro genocida, pues destruyó parcialmente a un grupo de carácter étnico al obligar en 1995 a la población de Guadalupe Tepeyac, en Chiapas (más de 6 mil personas, incluidos niños, mujeres y ancianos), a emigrar a la selva en condiciones de existencia peligrosas para su integridad física (véase la definición de genocidio en el artículo 149 bis del Código Penal vigente). El Ejército fue el responsable directo de ese genocidio ordenado por su comandante en jefe.

En referencia a los estados, el gobernador priísta de Guerrero, Rubén Figueroa Alcocer, fue el culpable de la matanza de campesinos desarmados en Aguas Blancas en 1995. Lo realizado en Puebla y Oaxaca bajo gobiernos tricolores tampoco debe ser soslayado. En el estado de México el priísta Peña Nieto fue el encargado de la brutal y desmedida represión a los de Atenco (2006), independientemente de los ilícitos que hubieran cometido algunos atenquenses. En Morelos preocupa que el lema de campaña de Amado Orihuela, candidato del PRI a gobernador, sea “orden y progreso”, ni más ni menos que la expresión positivista adoptada como divisa por Porfirio Díaz y otros dictadores latinoamericanos de principios del siglo pasado.

¿Y los panistas en el gobierno? Sin ánimo de defenderlos, habrá que reconocer que la represión política no ha sido una de sus características distintivas, pese a que sí la han llevado a cabo en ocasiones (Flavio Sosa, por ejemplo, luego declarado inocente). Las transgresiones de Calderón, productos de su guerra contra el crimen organizado, se han traducido en decenas de miles de muertos, pero en general no puede decirse que se trate directamente de represión por razones políticas que no sea por “daños colaterales”.

¿Y así algunos quieren que regrese el PRI?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: