Frente Auténtico del Trabajo, Mty.

Página del CETLAC-FAT en Monterrey, NL.

Destapan desde EU sobornos en Presidencia y la Policía Federal

Posted by CETLAC-FAT-Monterrey en marzo 16, 2012

Milenio • 2012-03-15 • Política

El gobierno de Estados Unidos acusó ayer a la empresa de aeronáutica civil Bizjet, con sede en Oklahoma, de haber sobornado a funcionarios de la Presidencia, la Policía Federal y los gobiernos de Panamá, Sinaloa y Sonora para hacerse de contratos de mantenimiento de aeronaves valuados en millones de dólares.

Como parte de una investigación iniciada por el Departamento de Justicia estadunidense contra la empresa, Washington denunció que ejecutivos de Bizjet corrompieron durante dos sexenios a funcionarios mexicanos —incluido un coronel del Estado Mayor Presidencial—, realizando transferencias que en ocasiones alcanzaban las decenas de miles de dólares mediante una empresa fantasma con sede en California.

“La empresa acordó pagar 11.8 millones de dólares de multa por el soborno de funcionarios latinoamericanos”, informó el Departamento de Justicia de EU.

Uno de los sobornos quedó plasmado en un correo electrónico fechado el 28 de septiembre de 2006. Una copia de su transcripción está en poder de MILENIO: “(El coronel) me llamó y me pidió su comisión. Tengo que viajar a México este martes. Mañana por favor ayúdame a hacer el pago”.

Era un ejecutivo de la empresa de aeronáutica, pidiendo a su oficina de contabilidad transferir miles de dólares de un banco en Nueva York a una empresa fachada en California. El Departamento de Justicia asegura que el dinero, introducido después a México, estaba destinado a pagar sobornos a personal de logística del Estado Mayor Presidencial, el cuerpo de élite de la Presidencia. Era el sexenio de Vicente Fox.

Otro correo electrónico, del 31 de octubre de 2007, sostiene que los sobornos continuaron con la administración de Felipe Calderón. Es una comunicación enviada por un ejecutivo desde California. Está titulado: “Re: Aeropuerto Internacional de Los Ángeles com presid” y señala que ya iba rumbo a México con el dinero destinado al coronel.

Esos y otros mensajes forman parte de la trama destapada ayer por los gobiernos de México y Estados Unidos, una que involucra a funcionarios federales y estatales mexicanos en actos de corrupción presuntamente iniciados por parte de Bizjet, que por años supuestamente untó manos en distintas dependencias del país.

Una investigación documental de este diario, basada en la queja judicial interpuesta por el Departamento de Justicia contra Bizjet en una corte federal de Oklahoma ayer mismo —además de registros de Compranet y Transparencia—, permite trazar parte del funcionamiento de la red, en la que están involucrados funcionarios de distintos niveles. Los datos revelan que la empresa ha sido favorecida en más de una ocasión con adjudicaciones directas, sin tener que competir contra otras compañías.

Pero los documentos obtenidos también muestran un dato adicional: al menos en Estados Unidos nadie irá a la cárcel.

Según se expone en un Acuerdo de Persecución Suspendida fechado ayer y firmado entre la empresa y el Departamento de Justicia, Bizjet no será sancionada penalmente por el gobierno estadunidense por corromper a media decena de funcionarios mexicanos. Mediante ese acuerdo, Washington se desiste de cualquier acción legal a cambio solo de una sanción económica que incluso fue reducida.

“La cooperación de Bizjet ha sido excelente”, aseguró el Departamento de Justicia. En un principio, la compañía iba a pagar 30 millones de dólares por violaciones a la Ley de Corrupción Extranjera de Estados Unidos. Pero por “su colaboración” al entregar los nombres de los funcionarios mexicanos corruptos, se le redujo a una tercera parte: 11.8 millones de dólares.

De acuerdo con la queja judicial interpuesta por el gobierno de Estados Unidos, Bizjet realizó pagos en efectivo a cinco funcionarios mexicanos: un coronel y un capitán del Estado Mayor Presidencial, un capitán de la Policía Federal, un funcionario civil de Presidencia y el director general de Servicios Aéreos de Sinaloa.

Bizjet entregó 10 pagos a estos funcionarios entre septiembre de 2006 y octubre de 2009 por distintos montos.

Según el Departamento de Justicia, el primero ocurrió el 9 de noviembre de 2006, por 2 mil dólares a un capitán del EMP. Después, el 31 de octubre de 2007, se documentó otra entrega por 30 mil dólares a un coronel, mientras que el 21 de febrero de 2008 se pagó 10 mil dólares a un policía federal.

En noviembre 2 de ese mismo año fueron entregados 18 mil dólares a un funcionario estatal de Sinaloa. Para el 1 de diciembre se elevó la cifra a 50 mil dólares a un civil de la Presidencia “con amplia influencia sobre la adjudicación de contratos”. Ya en 2009, el 6 de abril se dieron 176 mil dólares al agente de la PF y el 7 del mismo mes otros 40 mil al funcionario de Los Pinos.

Los últimos dos pagos de los que se tiene registro ocurrieron el 6 de octubre de 2009, con 210 mil dólares al policía federal y el 27 de ese mismo mes, 28 mil al funcionario sinaloense.

Estados Unidos no dio a conocer la identidad de los funcionarios acusados.

***

A lo largo de la última década, según Compranet y contratos disponibles en el Portal de Obligaciones de Transparencia del gobierno federal, Bizjet ha recibido adjudicaciones de la Secretaría de Agricultura, la de Seguridad Pública y la propia PGR, encargada de investigar la trama de corrupción.

La SSP ha mantenido una relación particularmente estrecha con la empresa. Desde 2008 le ha adjudicado al menos ocho contratos para mantenimiento y reparación de distintas aeronaves. Los montos que se ha ganado Bizjet han sido variados: van desde una asignación de 20 millones de pesos para mantenimiento bajo el contrato SSP/PF/CNS/023/2008, hasta 2 millones 854 mil pesos, para la instalación de transmisores de emergencia en dos helicópteros.

Otro correo, enviado el 21 de febrero de 2008, desvela parte de la relación especial que tuvieron ejecutivos de Bizjet con la Policía Federal, uno de cuyos mandos recibió varias dádivas. El mensaje está fechado el 21 de febrero de 2008: “(uno de nuestros ejecutivos) recientemente compró unas cosas muy caras para el policía federal (…). Su tarjeta está al tope. ¿Podemos depositarle otros 10 mil dólares? Sale de viaje hoy (a México) y los necesita”.

Víctor Hugo Michel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: