Frente Auténtico del Trabajo, Mty.

Página del CETLAC-FAT en Monterrey, NL.

Bajó el desempleo, pero creció la informalidad, el autoempleo, …

Posted by CETLAC-FAT-Monterrey en marzo 14, 2012

Fernando Franco  /  El Economista  /  14 Marzo, 2012

De las naciones que forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México registró la cuarta tasa más baja de desempleo en enero del 2012, sólo detrás de Corea, Austria y Japón.

La desocupación en el país mostró una tasa de 4.8% de la Población Económicamente Activa en el primer mes del año, es decir, poco más de 2 millones de personas.

No podemos negar que el número de desempleados en México va a la baja. Sin embargo, tampoco podemos ocultar que el avance ha sido a costa de un aumento en la informalidad, el autoempleo y la subocupación. Este último grupo está conformado por la población que tiene un empleo, pero que asegura tener disponibilidad y necesidad de un segundo trabajo.

De acuerdo con cifras del INEGI, la economía informal alcanzó un nivel récord en 2011 cercano a 14 millones de personas, es decir, 1.65 millones más que en 2010. Lo anterior implicó que 4,500 habitantes se sumaron a ese sector cada 24 horas.

En términos acumulados, en el primer lustro de la administración de Felipe Calderón, se incorporaron a la economía subterránea –como también se le conoce- cerca de 2.5 millones de individuos, una cifra superior al total de empleos creados en el periodo (1.63 millones).

Estimaciones de analistas indican que la informalidad representa hasta 35% del Producto Interno Bruto del país.

La falta de un trabajo de buena calidad llevó a 1.62 millones de personas a poner su propio negocio. Así, en 2011, los habitantes agrupados en el autoempleo ascendieron a 10.75 millones, 22.48% de la población ocupada.

La generación de empleo en México aún resulta insuficiente para las necesidades que se tienen en el mercado laboral. Durante el año pasado se generaron 590,000 fuentes de ingresos formales, cuando la población en edad de trabajar aumentó en 2.4 millones de personas, es decir, sólo se cubrió 25% de la demanda existente. No obstante, y de manera afortunada, estamos lejos de registrar el desempleo que mostró España en enero (23.3 por ciento).

El problema no sólo radica en el número de empleos formales generados, sino en su calidad, ya que las condiciones de contratación en el país distan de ser las mejores.

Por ejemplo, las personas que ganaron hasta un salario mínimo (1,746 pesos al mes, en promedio de la zona A, B y C) aumentaron de 12.66% de la población ocupada en el cuarto trimestre de 2010 a 13.31% en igual periodo de 2011, mientras que aquellas que no tuvieron acceso a las instituciones de salud se incrementaron de 63.44% a 64.44% en el mismo periodo.

Ante ese panorama, un mayor número de personas asegura tener disponibilidad y necesidad de un segundo trabajo, En enero del 2012 la subocupación, como se le conoce, afectó a 8.8% de la población ocupada, cuando en el mismo periodo del 2011, sólo a 7.9 por ciento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: