Frente Auténtico del Trabajo, Mty.

Página del CETLAC-FAT en Monterrey, NL.

Alzas pulverizan a los salarios

Posted by CETLAC-FAT-Monterrey en enero 14, 2012

Por: Antonio Hernández  /  La Verdad de Tamaulipas  /  Fecha:2012-01-14

De acuerdo al Inegi con datos del 2011 revelan que Baja California, Tamaulipas y Nuevo León presentan los mayores incrementos en los productos de la canasta alimentaria, a los que habrá de sumarse el primer gasolinazo del año de este sábado.

¿Poder adquisitivo?…

La UNAM y la Universidad Obrera coinciden que en el sexenio del presidente Felipe Calderón el nivel adquisitivo de los trabajadores ha descendido drásticamente y mientras que los aumentos al salario no superan el 28% a lo largo de su administración, los alimentos básicos se han incrementado en forma alarmante más del 47%.
Además de que una familia no sólo sufre carencias para alimentarse, en el estudio resalta que tampoco puede cubrir sus necesidades básicas de vestido, calzado, vivienda, salud, pago de servicios, educación y entretenimiento.

La clase trabajadora ha tenido que padecer los niveles de inflación y desempleo más altos en la economía del país, por lo que se ha incrementado de un golpe la miseria de la gran mayoría del pueblo mexicano, consideró la Universidad Obrera de México.

La triste historia…

En los últimos 20 años, la clase obrera ha pagado los costos de las crisis que viven los grandes empresarios, es el sector que ha visto destruidos los Contratos Colectivos de Trabajo, además de que el salario real ha disminuido 75 por ciento, perjudicando los niveles de las familias de los trabajadores.

Los productos de la canasta han aumentado con ganas, si no, cheque el dato. La tortilla aumentó 1,089.3 por ciento, el bolillo 815.5 por ciento, el retazo de res con hueso 550.8, el pollo 493.9, el aceite 490.6, la leche 475.9, la sal 470.1, el huevo 431 por ciento y el frijol 396.5, sólo por mencionar algunos productos.

¿Y usted, qué come?…

De acuerdo al Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, comenta que México ocupa el lugar 70 a nivel mundial en alimentación. Según el Instituto Nacional de Nutrición, el 40 por ciento de la población basa su dieta en el consumo de huevo, pan blanco, tortilla, vísceras y frijoles, y el 15 por ciento de ese total habitaba en zonas marginadas donde se consume únicamente chile, tubérculos y tortilla.

Tan sólo esta última, constituye la mitad de la ingesta diaria de alimentos en las familias trabajadoras, y les proporciona el 32 por ciento de calorías y el 47 por ciento proteínas consumidas diariamente.

La canasta básica nutricional calculada por la Universidad Obrera está integrada por 27 alimentos, desde verduras y frutas frescas hasta abarrotes para satisfacer los requerimientos de 2 mil 180 gramos de calorías y los 69 gramos que cada persona requiere diariamente. Sin embargo, un salario mínimo actual sólo alcanza a cubrir la sexta parte de los alimentos que necesita una persona.

Así, las familias mexicanas, que en promedio tienen cinco integrantes, requieren en conjunto 10 mil 898 gramos de calorías y 345 gramos de proteínas, para lo cual se necesitan actualmente 5.99 salarios mínimos por día, para estar bien nutridos.

México los salarios más rezagados…

De una lista de 18 naciones, México es el país de América Latina en el que más drásticamente se ha reducido el salario mínimo, por lo que la mano de obra mexicana se convirtió en una de las más baratas de la región, inclusive por debajo de la de El Salvador, Perú, Haití y Ecuador.

Reportes del Centro de Análisis Multidisciplinario de la UNAM y de la Universidad Obrera coinciden en que el país ofrece los salarios más deprimidos de la región, que sólo cubren una tercera parte de la canasta básica alimentaria.

En el reporte de investigación “El salario y la necesidad de un proceso de recuperación de su poder adquisitivo en México”, el CAM describe que desde 1977 el salario mínimo se derrumbó y este proceso de deterioro salarial continúa a la fecha.

¿Seis mil pesos?…

Así, mientras que los productos básicos aumentan su precio, el minisalario se queda rezagado.

De los 46.8 millones de trabajadores formales e informales en el país, 26.6 millones (56.8 por ciento de la población ocupada en México) ganan entre uno y hasta tres salarios mínimos, es decir, entre mil 800 y 5 mil 400 pesos mensuales.

El gobierno lo justifica argumentando que de subir los salarios habría más inflación y desequilibrios económicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: