Frente Auténtico del Trabajo, Mty.

Página del CETLAC-FAT en Monterrey, NL.

Tendencias del desempleo en México

Posted by CETLAC-FAT-Monterrey en octubre 5, 2011

José de Jesús Serrano Díaz.  La Jornada Zacatecas.  Miércoles, Octubre 05, 2011

El desempleo en México, derivado de la crisis financiera internacional, sigue una tendencia creciente y se ha convertido en uno de los problemas económico–sociales más sentidos por la población. Según el Inegi, en el mes de agosto de este año se han sumado unos 225 mil desempleados más que en el mes de julio, acumulando así un total de 2 millones 887 mil personas desocupadas; esto equivale a una tasa de desempleo del 5.79 por ciento superior en 0.17 puntos porcentuales respecto a la del mes pasado y de 0.37 más en relación al mismo mes del 2010.

El sector de los jóvenes es el más afectado por esta situación, ya que duplica la tasa de desempleo de los adultos. La informalidad absorbe ya el 63 por ciento del empleo total. La pérdida de ingresos en los hogares ha obligado a quienes perdieron su trabajo o no encuentran un empleo a incorporarse al empleo informal; inclusive más miembros de la familia, que antes estaban inactivos o no tenían necesidad de trabajar, también se vieron obligados a emplearse en la informalidad para compensar la pérdida de empleos.

Un dato que agrava aún más este problema es que los profesionales con mayor educación son quienes sufren también el mayor índice de desocupación, cuando debería ser al contrario, pues como señala Enrique Hernández Laos, “para que la educación ejerza todos los efectos benéficos que de ella se esperan, es indispensable que existan oportunidades de empleo remunerado a estos egresados, ya que su potencial educativo sólo será completo si encuentran un empleo remunerado que les permita aplicar, de manera productiva, los conocimientos y habilidades que recibieron durante su formación”.

Sin embargo, la búsqueda por parte de los diferentes gobiernos de mejorar los niveles educativos para impulsar el desarrollo económico mexicano ha fallado. Un sector de la población culpa el modelo económico neoliberal, basado en la primicia de la estabilidad de precios, limitando la inversión y restringiendo el crecimiento de la base salarial, lo que convierte en aún más precaria la vida de los desempleados. Tal situación ha llevado al Gobierno a permitir el crecimiento indiscriminado de su economía informal, siendo la migración, la precariedad laboral y la informalidad del empleo la muestra de la incapacidad del país para generar los puestos laborales que demanda.

El problema del desempleo en México se agrava si consideramos que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estiman que el número de desempleados crecerá hasta 40 millones para el 2015 en el G20 si persiste el bajo crecimiento del empleo de sólo el 0.8 por ciento, cuando el año pasado el ritmo de crecimiento del empleo fue de uno por ciento, ya que México al interior de la OCDE representa poco más del 14 por ciento del desempleo que se genera en este grupo (El Universal).

En ese sentido, para contener los efectos de la crisis, México al igual que todos los países deberá crecer a un ritmo de 1.3 puntos porcentuales, que equivaldría a generar poco más de un millón 500 mil empleos anuales.

Sin embargo, dicha perspectiva se ve imposible de lograr, tanto por lo anteriormente dicho como por el hecho de que nuestro país se encuentra en la antesala de un proceso electoral, y como ha ocurrido en otros momentos, la variable más afectada después de un proceso electoral es precisamente el desempleo, recordemos sólo el inicio de las dos últimas administraciones, de Vicente Fox y Felipe Calderón.

En el caso del primero, la tasa de desempleo se incrementó de 2.94 a 3.68 por ciento, considerada como una de las más altas en ese periodo. Asimismo, la ocupación parcial pasó de 3.52 a 4.41 por ciento. Respecto a la administración de Felipe Calderón, en el primer año la tasa de desempleo creció de 3 a 4 puntos porcentuales, por lo que de no implementar las medidas necesarias para contener el crecimiento del desempleo, en el 3013 estaríamos ante un problema severamente crítico de desempleo.

El problema cobra toda su dimensión si tomamos en cuenta que en México la definición de desempleo utilizada en las encuestas sobre empleo es más limitada que la definición de referencia de la OIT/OCDE utilizada en los países miembros de la OCDE, por lo tanto, si se ajusta la tasa de desempleo a la definición más estandarizada, dicha tasa se vería incrementada en 1 a 2 puntos porcentuales.

En este contexto, de seguir las cosas como están, no sólo se espera que no baje el desempleo, sino que acelere su ritmo de crecimiento en los próximos meses y por lo menos en los dos años siguientes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: