Frente Auténtico del Trabajo, Mty.

Página del CETLAC-FAT en Monterrey, NL.

HUELGA EN FABRICA DE MEZCLILLA “LA ESTRELLA” DE PARRAS, COAH.

Posted by CETLAC-FAT-Monterrey en agosto 22, 2011

Lunes 11 de julio de 2011

Los directivos de la fábrica de mezclilla La Estrella no sólo se niegan a mejorar las condiciones laborales de más de 400 trabajadores, sino que pretenden reducirles el sueldo 20% y anularles conquistas sindicales con el pretexto de que no hay ventas.

Sin embargo, el argumento de la empresa carece de validez, ya que desde octubre reanudó la contratación de alrededor de 100 personas para atender la demanda del producto que se exporta a Estados Unidos y Europa para elaborar prendas de vestir.

El Sindicato de Obreros Progresistas de La Estrella (SOPE) presentó desde el 4 de abril pasado su pliego de peticiones en la revisión del Contrato Colectivo de Trabajo, pero los ofrecimientos de la empresa no son aceptables y estallaron la huelga a las 15:00 horas del miércoles anterior.

http://periodismocabral.blogspot.com/2011/07/normal-0-21-false-false-false-es-x-none.html

Toman huelguistas Alcaldía de Parras

Violeta Rodríguez. Diario Vanguardia. 17-Agosto-2011

PARRAS DE LA FUENTE, COAH.- Familias de trabajadores de la Fábrica La Estrella tomaron las instalaciones de la Alcaldía de Parras de la Fuente. Pidieron a Evaristo Madero Marcos, alcalde de la ciudad, continúe apoyándolos con despensas y la condonación de algunos servicios.

VANGUARDIA publicó que el 6 de julio estalló la huelga debido a que la empresa pretende eliminar seis cláusulas y acuerdos del contrato colectivo.

A 41 días del paro, los 400 trabajadores se mantienen en pie de lucha y no han retirado las banderas rojinegras de los dos accesos principales de la empresa.

Ayer, durante la manifestación, las familias denunciaron que José Antonio Rivero Larrea, presidente del Consejo de Administración de la Compañía Industrial de Parras, operadora de Flesa, presionó al Edil parrense para frenar los apoyos.

. . .

Y mientras los paristas pasan por una situación complicada luego de la huelga, la familia Rivero González, propietaria de la Fábrica La Estrella tuvo una ostentosa fiesta en la que hubo hasta pirotécnia donde resultó lesionado un asistente.  http://www.vanguardia.com.mx/tomanhuelguistasalcaldiadeparras-1070585.html

 

 Sobreviviendo a la huelga en Parras de la Fuente

Violeta Rodríguez. Diario Vanguardia. 18-Agosto-2011

Historias como la de la familia Robles Osoria son comunes desde hace 42 días, cuando comenzó el movimiento en la fábrica La Estrella

PARRAS DE LA FUENTE.- Parece que la huelga no es tan dura cuando José Ángel Robles Velázquez carga a sus nietos y mira desde el fondo de la cocina como su esposa Lety Osoria prepara con esmero la comida.

Hace 42 días que la huelga tomó un olor a frijoles refritos y papas con huevo, sobre la estufa “chillan” los sartenes de peltre y con ellos los llantos y risas de sus hijas y nietos.

Los mil 430 pesos que llegaban cada semana, por el trabajo de don José Ángel en la fábrica La Estrella hacen falta en casa, sobre todo ahora que escasean los ahorros y su hijo menor está por entrar a segundo de Secundaria.

“De por si ya estaba complicado con ese salario, porque aquí es un poco más caro que en otras ciudades, pero sí nos alcanzaba para subsistir”, asegura don José Ángel.

Pese a todo, está levantado desde las 3 de la madrugada; se prepara para hacer guardia de 04:00 a 08:00 horas junto a las banderas rojinegras que penden en la entrada de la fábrica, ahí donde hace muchos años también trabajó su padre.

“Todos los tiempos pasados son mejores, eso dicen”, menciona don José Ángel mientras lanza una de sus contagiosas sonrisas. Recuerda que su padre entró a trabajar “desde abajo”, como mozo de limpieza.

“Mi padre llegaba bien contento, casi siempre estaba en el primer turno de 7 de la mañana a 3 y media de la tarde, lo recibíamos y siempre le decíamos: ‘Dios lo bendiga’. Al final trabajó en el departamento de tejido”.

La mejor opción

Cuando don José Ángel cumplió los 25 años vio que en su natal Parras la fábrica La Estrella era la mejor opción para trabajar, la empresa más grande de aquel tiempo.

“Había otras dos fábricas textiles, pero hace 25 años esa empresa era la que estaba en su apogeo y la fuente principal del pueblo. Igual que mi padre empecé desde abajo”.

A sus casi 50 años, don José Ángel logró llegar a oficial de tejedor, “requiere mucha atención en cuanto al funcionamiento de la máquina, vigilar la calidad que no lleve defectos en el tejido, la gente no va querer un pantalón con daños”, aseguró.

La segunda huelga

Hace 20 años la historia fue muy parecida, recuerda doña Lety que fueron más o menos 46 días de huelga, lograron salir adelante gracias a los ahorros que tenían para construir un cuarto.

“Nos tocó esa huelga y ahí se fue el dinero del material de construcción, mi esposo iba a buscar trabajo, en ese tiempo le tocó el corte de uva”, dice la mujer mientras retira el sartén del fuego.

Y aunque este año también hay pizca en los viñedos de Parras, revela que no es lo mismo que hace 20 años. Ambos aseguran que es la primera vez que el municipio de Parras les ayuda con despensa.

“Las condiciones no son las mismas, no tengo el cuerpo de hace 20 años y no por flojera pero todo trabajo requiere ciertas habilidades”, comenta con la cabeza gacha don José Ángel.

Doña Lety no necesita articular palabra, con sólo mirar a su esposo parece decirle tantas cosas. Y es que ella no se ha quedado en casa para lamentar los problemas económicos.

A temprana hora sale del hogar para vender sus “greñudas”, dulces típicos del Pueblo Mágico, camina junto al “Cerro del Muerto” hasta llegar a la plaza de armas. Además prepara gorditas de chicharrón, huevo con chile, queso y discada.

“Mi hijo trabaja de ‘cerillito’ y mi esposa es bien trabajadora, gracias a Dios. Es una fortuna tenerlos porque ahorita no puedo dejar de ir a las guardias”, expone con gran orgullo don José, su esposa se ruboriza y todos sonríen al mismo tiempo.

La bicicleta de la vida

Alguna vez don José Ángel leyó que la vida es como andar en bicicleta, “siempre para adelante y guardando el equilibrio”, tal vez por eso se mantiene sereno ante la adversidad, “si la fábrica cierra, pues nos vamos, pero ojalá y no”.

Confiesa que cada madrugada, al llegar a su guardia en FLESA, espera que ya le den la noticia y por fin vuelvan al trabajo.

“Nos damos la vuelta a las instalaciones del sindicato, los compañeros dicen que no hay novedad, pero a 40 y tantos días ya es apremiante volver al trabajo.

“En algunos casos nos tachan como si fuéramos flojos, dicen que hacemos esto por capricho, por necedad. La realidad es que si nos quitan las prestaciones básicas va estar muy difícil salir adelante”, replicó.

Doña Lety asiente con la cabeza, vuelve a mirar a su esposo y da vuelta a las tortillas que se inflan en el comal, en casa, ya huele a frijoles refritos y a papas con huevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: