Frente Auténtico del Trabajo, Mty.

Página del CETLAC-FAT en Monterrey, NL.

Equidad de Género a Cien Años

Posted by CETLAC-FAT-Monterrey en marzo 10, 2011

Las empresas mexicanas castigan el trabajo femenino

Martes 08 de marzo de 2011. José Manuel Arteaga y Romina Román | El Universal 

Las mujeres mexicanas utilizan más tiempo en trabajo no remunerado que los hombres, admitió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En el estudio Cooking, caring and volunteering: unpaid work around the world” expuso que en países como México, India y Turquía las mujeres gastan entre cuatro horas con 30 minutos y cinco horas más al día en trabajo no remunerado que el género masculino.

El promedio entre los países que integran la OCDE es de dos horas con 28 minutos. En este tipo de actividades se encuentran las tareas domésticas, cuidar a los niños o atender a gente de la tercera edad. “Las mujeres que no tienen ningún trabajo remunerado se dedican 144 minutos al día en cuidar a sus niños, casi el doble que los hombres sin trabajo remunerado.

La OCDE precisó que las féminas con empleo gastan 51 minutos en cuidar a los niños, mientras los hombres con empleo utilizan 40 minutos.

Hace un par de años, la OCDE expuso que las mexicanas encabezan la lista de empleadas que trabajan más de 45 horas a la semana.

En 2007, reveló que 44% de las mujeres en México se encuentran en esa situación y sólo se ubican por debajo de Turquía.

Por su parte, una encuesta de la firma consultora Regus, reveló que el sueldo promedio que perciben las mexicanas es 35% menor al que reciben los empleados o directivos hombres.

En el sondeo se precisó que 67% de las mujeres no piden un aumento de sueldo con tal de que se les permita ser madres y trabajar. La encuesta de Regus, que se realizó entre 10 mil personas, destacó que existe una creciente flexibilidad laboral en el país.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Las jefas de familia

Martes 08 de marzo de 2011  Rubén Migueles Tenorio | El Universal

La mujer juega un papel estratégico en la vida económica de México. Resultado de su creciente incorporación a la fuerza laboral, un gran número de hogares cuentan con mujeres como jefas de familia, es decir, son las principales proveedoras de ingresos.

Aun cuando las cifras no son recientes, el trabajo “Los hogares con jefatura femenina” del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) da una idea clara de la problemática. De acuerdo con dicho trabajo aproximadamente el 15% de los hogares en México es mantenido por una mujer. De ellos, el 97.9% carece de cónyuge en el hogar. Cerca de la mitad de las jefas de familia son viudas (47.6%) y casi la cuarta parte son separadas y divorciadas (22.3%).

Por otra parte, un 16.3% son solteras y el restante se compone de jefas casadas o unidas. Existen más jefas viudas en zonas rurales (59.5%), mientras que en zonas urbanas prevalecen las divorciadas y separadas (25.2%) y las solteras (23.3%).

El 59% de las jefas son asalariadas; sin embargo, el porcentaje de mujeres que trabajan por su cuenta es importante (41%). Mientras que entre los jefes sólo el 28% trabaja por cuenta propia.

Los ingresos promedio de los hogares con jefa son menores que los de hogares con jefe, lo cual puede atribuirse al hecho de que, de las jefas ocupadas, poco más de la tercera parte trabaja menos de 35 horas a la semana, lo que seguramente se relaciona con el hecho de que la jefa de familia reparte su tiempo en una doble jornada entre el trabajo doméstico y el que realiza fuera de casa.

Cabe señalar que la situación de estas jefas de familia es más complicada a las de su contraparte masculina. La mayoría de las mujeres que trabajan y mantienen una familia no han logrado distribuir de forma más equitativa las tareas y responsabilidades domésticas entre ambos sexos.

Adicionalmente, la virtual devaluación que tiene la fuerza de trabajo femenina en el mercado laboral, con puestos o sueldos relativamente menores a los otorgados a los hombres, se ha traducido en el nivel de vida de los hogares encabezados por la mujer.

Algunos estudiosos del tema destacan entre las principales desventajas de los hogares con jefatura femenina las siguientes: el nivel de pobreza es más alto por esa forma peculiar de desventaja derivada del hecho de ser mujer y jefe de familia.

Este nivel de pobreza se debe:

  1. Aunque generalmente tienen menos miembros, también tienen menos adultos que aporten un ingreso.
  2. Trabajan menos o no trabajan y, por tanto, poseen menos bienes y tienen menos acceso a empleos bien remunerados y recursos productivos.
  3. En estos hogares, generalmente, las mujeres tienen que hacerse cargo tanto del trabajo doméstico como de la manutención económica del hogar. En consecuencia, se encuentran más limitadas de tiempo y movilidad.
  4. Su participación en el trabajo compromete el bienestar de sus hijos.
  5. Las mujeres que son cabeza de familia sufren mayor discriminación para lograr el acceso a un empleo.
  6. La maternidad adolescente, la jefatura femenina y la transmisión de la pobreza de una generación a otra pueden estar relacionadas.

En México, la jefatura de la mujer solo es reconocida si falta el marido o un varón adulto en el hogar, pero existen mujeres identificadas como jefas de familia que no constituyen el único ni el principal sostén en el hogar, pues reciben cantidades importantes de dinero ya sea de padres, maridos o hermanos.

En consecuencia, es importante tener en cuenta que no todos los hogares con jefatura femenina se encuentran en desventaja económica y social, aunque podrían identificarse tres tipos de hogares en los que es muy factible que la pobreza se transmita de una generación a otra:

  1. Hogares con hombres adultos en los que, por desempleo, invalidez, alcoholismo u otra razón, la principal proveedora económica y sustento es una mujer.
  2. Hogares unipersonales, es decir, constituidos por una mujer sola.
  3. Hogares en que hay mujeres y niños, pero no hombres adultos.

La pobreza de estos hogares da fe de la desigualdad que existe entre hogares comandados por mujeres y aquellos que son dirigidos por un hombre.

En este contexto, cobra especial relevancia el esfuerzo por revalorar el trabajo de las mujeres en México promoviendo una distribución más equitativa entre hombres y mujeres de los recursos del hogar y de las responsabilidades domésticas y extradomésticas, teniendo en cuenta las diferencias socioeconómicas y culturales de las familias, la diversidad de sus arreglos y formas de constitución, así como los cambios que experimentan a lo largo de su ciclo vital.

,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.

100 años y… sigue la desigualdad

8 Marzo, 2011 El Economista  Crédito: Redacción

El 8 de marzo de 1910 se declaró en Copenhague el Día Internacional de la Mujer, el cual se celebró por primera vez el 19 de marzo en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. Menos de una semana después, el 25 de marzo, más de 140 jóvenes trabajadoras, la mayoría inmigrantes, murieron en el trágico incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist en la ciudad de Nueva York.

Sin embargo, la historia más extendida sobre la conmemoración del 8 de marzo hace referencia a los hechos que sucedieron en esa fecha en 1908, cuando murieron calcinadas 146 mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York, en un incendio provocado por las bombas incendiarias que les lanzaron ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las crueles condiciones de trabajo que padecían.

Estos sucesos tuvieron grandes repercusiones en la legislación laboral de Estados Unidos y en los países occidentales, por lo que en las celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer se hizo referencia a las condiciones laborales que condujeron al desastre.

¿Cómo han evolucionado los derechos de la mujer en los diferentes ámbitos en el caso de México? Como se puede observar en las tablas que presentamos, a pesar de varios cambios legislativos que buscan proteger sus derechos, los rezagos que siguen marcando la diferencia de género están a la vista en los ámbitos laboral, político y social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: