Frente Auténtico del Trabajo, Mty.

Página del CETLAC-FAT en Monterrey, NL.

Movimiento Nacional convoca a Movilización el 31 de enero de 2011

Posted by CETLAC-FAT-Monterrey en enero 30, 2011

El Movimiento Nacional por la Soberanía Alimentaria y Energética, los Derechos de los Trabajadores y las Libertades Democráticas

CONVOCA A LA MARCHA NACIONAL ESTE 31 DE ENERO DE 2011, PARA EL CAMBIO DE RUMBO ECONÓMICO, POLÍTICO Y SOCIAL DEL PAÍS

Las políticas aplicadas por la administración de Felipe Calderón mantienen al país al borde del desplome. Las estrategias neoliberales impulsadas desde el exterior y desde dentro por la clase política dominante son las responsables de las crisis económica, política y social. Para nuestro Movimiento, en consecuencia, resulta urgente continuar la lucha iniciada hace ya 4 años para cambiar el rumbo de la economía y democratizar a nuestra nación en virtud de las siguientes consideraciones:

  1. Los efectos de la crisis sistémica que fue producto de la confluencia de la crisis alimentaria, la crisis medioambiental, la crisis energética y la crisis financiera, distan mucho de haber sido superados; a pesar del crecimiento económico moderado del año pasado, el poder e influencia del capital multinacional, las grandes compañías agroindustriales y los aliados empresariales del régimen se ha fortalecido; en contraste, subsiste el deterioro del campo mexicano, mientras que los niveles de bienestar de la mayoría de los mexicanos continuaron descendiendo y los índices de pobreza se han profundizado. La pobreza alimentaria afecta ya al 18.2 % de la población, alrededor de 7 millones de jóvenes no estudia ni trabajan, aproximadamente el 60% de las personas en edad de trabajar sobrevive dentro de la economía informal mientras que 28.4 millones de mexicanos carecen de seguridad social.
  2. La crisis agudizó los problemas estructurales que venía arrastrando un aparato productivo afectado por la aplicación de políticas de ajuste que mantienen deprimido al mercado interno y que agravan la crisis agroalimentaria. Tal es el caso del desempleo, según cifras oficiales, la tasa de desocupación del 2010 representa poco menos del 5% de la población económicamente activa (2.3 millones de personas), cifra que puede elevarse hasta el 17% si se aplica la metodología de la OIT para medir este indicador.  Se estima que, para resolver tan solo la demanda insatisfecha de empleo de los últimos 10 años habría que crear al menos 4 millones de nuevos puestos de trabajo.
  3. La carestía que se ha presentado de manera recurrente en los últimos años ha erosionado drásticamente el poder de compra de los salarios, en ella han influido factores como la crisis alimentaria nacional e internacional o  los incrementos graduales que, desde 2009, se aplican a la gasolina y el diesel, los que ejercen un efecto multiplicador sobre los precios de diversos bienes y servicios. Uno de los sectores más afectados por las recientes escaladas de precios es el de los  trabajadores que ganan entre uno y tres salarios mínimos y que dedican el 63% de sus precarios ingresos a gastos de alimentación y transporte.  Entre los años 2000 y 2009, artículos de la canasta básica como el azúcar y el frijol se encarecieron 169 y 142%, respectivamente, mientras los salarios apenas se incrementaron el 51.4%. La carestía de principios de este año, que pulverizó al minúsculo aumento de los salarios mínimos, se recrudecerá por las posibles alzas que el maíz y otros productos de primera necesidad experimentarán debido al desabasto mundial de alimentos.
  4. Las finanzas públicas, por su parte,  enfrentan un notorio debilitamiento debido a la contracción del mercado interno y a un régimen fiscal inequitativo, lo que implica el riesgo latente de un colapso si, como auguran varios analistas, se produce un incremento de las tasas de interés del servicio de la deuda pública que en los últimos 4 años creció un 90.7% por lo que, en noviembre  del 2010 su monto llegó a 4 billones 450 mil millones de pesos.
  5. En el ámbito de la inseguridad, diariamente se multiplican los reportes de ejecuciones vinculadas con la acción del crimen organizado y con la sistemática violación de los derechos humanos por parte de la Marina, la Policía y el Ejército. Regiones enteras del país viven en la incertidumbre o están controladas por los grupos de delincuentes. Existe un marcado deterioro de la capacidad del Estado para afrontar sus responsabilidades más  elementales y hacer valer el estado de derecho con lo que se refuerza el quebranto de la economía y se inhiben las inversiones que el país necesita.
  6. El recrudecimiento de la espiral de violencia hace evidente el fracaso de la guerra frontal contra el    narcotráfico que encabeza el gobierno federal. Peor aún, al amparo de la misma y del uso faccioso y la corrupción del aparato de justicia se han elevado los casos de violaciones a los derechos humanos de la población, así como la criminalización de la protesta social expresada en la persecución, asesinato y encarcelamiento de diversos dirigentes y luchadores sociales. En entidades como Chihuahua, por citar tan solo un caso, indignan los asesinatos de Susana Chávez, Marisela Escobedo y Josefina Reyes, activistas que se habían destacado en la lucha por los derechos civiles dentro  una entidad en la que, fenómenos aberrantes como los feminicidios o los ajusticiamientos de ciudadanos inocentes se han convertido en  sucesos cotidianos. Nuestro movimiento condena estos hechos, exige el castigo para los autores materiales e intelectuales de estos crímenes y une su voz a la de aquellas   personalidades y ciudadanos que  impulsan la campaña ¡Basta de sangre en México!
  7. El Ejecutivo ha asumido una clara defensa de los intereses empresariales, particularmente el de las televisoras. Muestra de ello son: la quiebra fraudulenta de Mexicana de Aviación, la polémica licitación 21 del espectro radioeléctrico, la arbitraria e inconstitucional disolución de Luz y Fuerza del Centro y el conflicto Minero que lleva ya 5 años de resistencia en contra de la represión y de la persecución política del gobierno federal. Exigimos solución integral para estos conflictos, particularmente, el caso minero. La pretensión de favorecer las oportunidades de negocio para los particulares a expensas de los derechos de los trabajadores y la nación, ha impedido que se encuentren vías de solución pacífica y con pleno respeto a los derechos sociales adquiridos, lo que ha dado lugar al surgimiento de nuevos problemas alrededor de los conflictos no resueltos, como los que tienen que ver con el incremento desmesurado del servicio eléctrico en la anterior zona de trabajo de LyFC o con la pérdida de soberanía en el espacio aéreo mexicano.
  8. En este contexto enrarecido se desarrollarán las contiendas electorales locales que prepararán el terreno para la sucesión presidencial del 2012, ámbito en el que la conducta del Titular del Poder Ejecutivo, quien se ha manejado más como jefe de partido que como responsable del actual gobierno, le agrega un foco de tensión extra al ya de por sí convulsionado  ambiente político nacional.

La confluencia de la violencia generalizada, la polarización político electoral y las tensiones sociales asociadas con la persistencia de una estrategia económica que propaga la pobreza y agudiza la desigualdad, se están convirtiendo en el caldo de cultivo de  una crisis política, económica  y social aún más severa que la del 2006. Esta es precisamente la tendencia que nuestro Movimiento considera urgente revertir y es la razón por la que a partir  del próximo 31 de enero de 2011, impulsaremos de nueva cuenta un programa de movilizaciones cuyo eje central es la modificación del régimen económico, político y social de nuestra nación a partir de la solución de los conflictos sociales existentes, el rescate del campo mexicano, la reactivación del mercado interno, el respeto pleno de los derechos humanos, políticos y laborales de la sociedad mexicana, el regreso del ejército a los cuarteles, para detener  el actual baño de sangre y el desmantelamiento del corporativismo y el clientelismo.

Para nuestro movimiento, el reto consiste en abrir paso a un proceso de cambio de fondo sustentado en la participación social y en 5 grandes reformas que son: 1.-La Reforma del Régimen Político. Que incluye entre otras vertientes: la construcción de una nueva institucionalidad democrática, que contemple el referéndum, el plebiscito, la iniciativa popular y la revocación de mandato, así como el derecho a la autonomía y el autogobierno de las comunidades y las colectividades locales de manera que, con éstos y otros instrumentos se garantice la participación social en el diseño e instrumentación  de las principales políticas públicas y la democratización del mundo del trabajo, para ello un primer paso es derrotar  al proyecto antisindical de Reforma Laboral  que promueve el gobierno federal, el otro ingrediente esencial del proceso es el desmantelamiento del sistema de control corporativo de Estado, a partir del fortalecimiento de la independencia y autonomía sindicales y de la contratación colectiva auténtica. 2.-La Reforma Económica. Cuyo punto de partida es la promoción del crecimiento económico con redistribución del ingreso, lo que hace necesaria  una reforma fiscal redistributiva y progresiva así como una  estrategia de crecimiento incluyente y de reactivación del mercado interno. 3.- La Reforma de la Política Social. Que implica sustituir las políticas asistencialistas vigentes por políticas de desarrollo y participación social, fortalecer y universalizar  el sistema de salud y seguridad social e impulsar la educación pública, laica y gratuita, así como el desarrollo cultural, científico y tecnológico tal y como lo establece el articulo tercero de nuestra carta magna. 4.- La Reforma Agropecuaria. Para revertir el abandono crónico del campo mexicano mediante la articulación de programas de fomento al desarrollo agropecuario y pesquero que permitan alcanzar la soberanía alimentaria, que faciliten a los pequeños y medianos productores la adquisición de capacidad productiva competitiva y que, finalmente, contribuyan a elevar el empleo, el ingreso y el bienestar de la familia campesina. y 5.- La Reforma de la Política Exterior. Para robustecer la autodeterminación de nuestra nación y establecer mecanismos para la justiciabilidad de todos los derechos humanos fundamentales comenzando  por los derechos de los migrantes; en este orden de ideas apoyamos su lucha por un trato digno tanto en México como en los Estados Unidos.

Por todo lo anterior convocamos a las asociaciones de profesionistas, los grupos de académicos, los intelectuales, las asociaciones civiles, los sindicatos, las agrupaciones del campo, los estudiantes, las redes civiles y en general, a toda la sociedad civil, a participar en la  construcción de un  proyecto propio de país que parta del bagaje de propuestas que se han generado al calor de la lucha social de los últimos años; llamamos al Poder Legislativo a retomar el proceso de diálogo con nuestro Movimiento, a fin de reiniciar el análisis de nuestros proyectos. Demandamos su intervención en la resolución de los conflictos de los Sindicatos Minero y Mexicano de Electricistas y para detener las graves amenazas lanzadas por el Titular del Ejecutivo en contra de los trabajadores electricistas y los usuarios que luchamos contra las irritantes alzas a las tarifas eléctricas.

Este 31 de enero, fecha en que principia la campaña internacional por la libertad sindical y la autonomía del movimiento obrero mexicano, refrendaremos el Pacto Político que le da vida a nuestro Movimiento ampliando  nuestro marco de alianzas para crear una fuerza político-social capaz de impulsar el  cambio que nuestra nación requiere. Las primeras acciones de esta etapa de lucha serán la movilización nacional que se llevará cabo el 31 de enero y que partirá, al filo de las 17:00 horas, del Ángel de la Independencia, para desembocar en el Zócalo de la Ciudad de México, así como en las marchas que simultáneamente se realizarán en las principales ciudades de nuestro país. Adicionalmente, durante esta Jornada de Lucha  nuestro movimiento enarbolará las siguientes demandas:

  • Fin a los aumentos escalonados de los combustibles. Congelamiento de las tarifas y servicios del sector público (electricidad, gas, diesel y gasolinas). En este sentido urge frenar el incremento  desmesurado y abusivo en los cobros por concepto del servicio eléctrico, por lo que nuestro movimiento apoya las demandas colectivas para revertir esta situación y derogar la  Tarifa Doméstica de Alto Consumo (DAC).
  • Aumento salarial de emergencia y control de precios a los artículos que integran la canasta básica. Programa permanente para la recuperación del poder adquisitivo de los salarios.
  • Insistimos en la renegociación del TLCAN y el rescate del campo mexicano así como la aplicación de programas permanentes para la producción de granos y alimentos básicos.
  • Por la inmediata solución de las huelgas de Cananea, Taxco y Sombrerete y los conflictos que involucran a los mineros y a los electricistas del SME.
  • Libertad a los presos políticos del MOCRI, el SME, Mineros y otras organizaciones sociales.
  • Exigimos castigo a los responsables de los homicidios de Susana Chávez, Marisela Escobedo y  Josefina Reyes.
  • Alto al baño de sangre causado por la errática política del combate al crimen organizado. No más impunidad ante los feminicidios y la violación de los derechos humanos de la población.
  • Rechazamos la Reforma Laboral antisindical del gobierno federal y su proyecto de Alianza por la Calidad de la Educación. No al uso del personal y los recursos educativos para promover campañas electorales, castigo y juicio político a los responsables por estos actos.
  • Apoyo a las revisiones salariales y contractuales de los sindicatos mexicanos, particularmente las del sector universitario.
  • Exigimos el esclarecimiento del siniestro ocurrido en la Guardería ABC de Hermosillo, Son. y el castigo a los responsables.

Por el cambio de rumbo económico, político y social del país:

Movimiento por la Soberanía Alimentaria y Energética, los Derechos de los Trabajadores y las Libertades  Democráticas

Confederación Nacional Campesina (CNC), Consejo Nacional de Organismos Rurales y Pesqueros (CONORP), Frente Sindical Mexicano (FSM), Central Campesina Independiente (CCI), Unión Campesina Democrática (UCD), Coalición Ciudadana-Alianza Democrática de Organizaciones Civiles, Diálogo Nacional, Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Federación Nacional de Sindicatos Universitarios, Coordinadora Nacional de Sindicatos Universitarios y de Educación Superior (CNSUES), Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, Movimiento Nacional los de Abajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: