Frente Auténtico del Trabajo, Mty.

Página del CETLAC-FAT en Monterrey, NL.

EL FAT FRENTE A LA SITUACIÓN ACTUAL DE LA CLASE TRABAJADORA EN MEXICO.

Posted by CETLAC-FAT-Monterrey en febrero 27, 2009

 

Buenas tardes. Es un placer estar ante ustedes compartiendo un poco de lo que el CETLAC-FAT tiene que decir frente a la problemática con la que nos enfrentamos los trabajadores día a día.

A continuación hablo en una manera más bien general de la postura del Cetlac-FAT frente a la actual crisis económica que padece el país a raíz de las consecuencias desastrosas que trae consigo un sistema económico como el capitalismo y en particular de la situación actual en que la clase trabajadora vive.

 

Primero que nada, estamos claros en que las crisis económicas son inherentes al sistema económico actual y se agravan debido a las pésima conducción de la política económica del país por una burocracia totalmente servil a la clase empresarial. Sin embargo, el peso recae totalmente (como siempre) en la clase trabajadora, que tiene que pagar los platos que el estado y el capital rompen.

 

Y es que solamente en Nuevo León, en los últimos 3 meses más de 40 mil trabajadores han sido echados a la calle. Y lamentablemente a la gran mayoría no les han sido respetados sus derechos laborales elementales como lo es la indemnización por despido injustificado.

 

Recordemos que el poder ejecutivo en manos de Felipe Calderón, anunció el pasado 7 de enero el Acuerdo Nacional a favor de la Economía Familiar y el Empleo con el objetivo de enfrentar la crisis económica.

 

Sin embargo, fieles a la vieja tradición antidemocrática y corporativa que se padece en México este acuerdo fue firmado sin tomar en cuenta a las organizaciones democráticas de los trabajadores del campo y la ciudad, quienes son los más afectados.

 

Ni el Congreso Agrario Permanente ni la Confederación de Trabajadores de México ni mucho menos el Consejo Coordinador Empresarial representan a las familias del pueblo mexicano ni a la economía familiar.

 

Consideramos que por una parte se reproduce el control corporativo sobre el pueblo mexicano y por otra, el esquema del Acuerdo parte del apoyo directo a los empresarios. A los trabajadores se nos quiere engañar con un supuesto apoyo al permitirnos retirar una parte de nuestro saldo en la Afore; es una triste comedia ya que se reivindican como propio el apoyo cuando en realidad estaríamos haciendo uso de nuestro propio dinero. En la cuestión de la ampliación de tiempo a la cobertura de atención médica en el Seguro Social se deja desamparados a los despedidos en los últimos meses del 2008. Y vemos que estos remedios no alivia efectivamente el problema de una familia sin ingresos, con necesidades propias como alimentación, transporte, vestido, servicios, etc.

 

Por lo tanto, con cara a la Clase trabajadora de este país afirmamos que el ejercicio real de la Libertad, la Democracia y la Autonomía Sindical son los garantes de posibles compromisos reales para superar la crisis económica.

 

Entendemos que las medidas inmediatas para enfrentar la problemática que padecen los trabajadores exigen que el Estado garantice aumentos salariales por encima de la inflación; necesario es también imponer un control estricto de precios o establecer una escala móvil de salarios. Además de la restitución de impuestos a los trabajadores vía: Crédito al Salario, Servicios de Salud, Educación, Transporte y Alimentación gratuitos y de calidad, Seguro de Desempleo y un régimen solidario de pensiones y jubilaciones. Y en este sentido, estamos convencidos que los asalariados tenemos como mínimo, derecho al empleo digno y con plenos derechos.

Hay que poner fin a la simulación laboral de millones de trabajadores federales, los estados y municipios.  Los contratos por honorarios asimilables a salarios, los trabajos eventuales y temporales van contra los derechos laborales en México y sin embargo, vemos que estas prácticas son ya generalizadas por los empresarios y del propio Estado, traicionando así, su tan desgastado discurso del “respeto al estado de derecho”.

Por poner un ejemplo, podemos citar el caso de los compañeros maestros del Conalep, quienes padecen de la violación sistemática a los más fundamentales derechos laborales por parte del gobierno del estado de Nuevo León, como lo es el empleo estable, seguridad social y la libertad sindical.

Debido a las precarias condiciones en que laboran, los compañeros han emprendido la lucha por el registro de su sindicato para poder así obtener mejores condiciones de trabajo. La respuesta que le dio la autoridad laboral -a una petición que debiera ser puramente administrativa- fue negativa alegando la ridícula excusa de que no habían comprobado su relación de trabajo.

A nivel nacional podemos mencionar otro caso, muy significativo de la política antisindical del Estado, como lo es la negativa de la autoridad federal de otorgarle el registro a los empleados de confianza de PEMEX y otorgarle certidumbre legal a su asociación, la cual han llamado Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (Untypp). La excusa fue que no habían cumplido con los requisitos necesarios para el registro. El abogado laboralista Arturo Alcalde, señaló que dentro de los requisitos que pidió la autoridad fue la de comprobar la existencia documentalmente de PEMEX, como si no supieran de qué empresa se trata.

Exigimos la erradicación de los Contratos de Protección Patronal, (que tienen como característica el acuerdo entre el patrón y un líder sindical sin escrúpulos, sin tomar en cuenta para nada a los trabajadores, los cuales en la mayoría de los casos ni enterados están de que hay un contrato colectivo firmado). Y la Activación real de negociaciones de productividad, salarios y condiciones laborales en las empresas por medio de Contratos Colectivos de Trabajo.

La crisis esta golpeando drásticamente la ya mermada economía de millones de familias, las soluciones que se requieren  tienen que abordar el problema de fondo.

No creemos en milagros y sabemos que el bienestar de la clase trabajadora sólo vendrá gracias a la organización y la lucha de los asalariados, como decía el FAT en décadas pasadas “Sólo el pueblo salva al pueblo”.

Caminamos firmemente por el camino del sindicalismo militante y de clase; frente al charrismo exigimos libertad, autonomía y democracia sindical.

Por la Autogestión de la Clase Trabajadora”.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: